PROCESO DE ELABORACIÓN

Nuestro queso se elabora con leche de ovejas de la zona de la aldea de la Yunquera en el término municipal de Lezuza en La Mancha Albaceteña.

Son ovejas de raza manchega que se alimentan con pastos de la zona y con piensos naturales.

Para fabricar nuestro queso seguimos los mismos procesos que tradicionalmente han venido realizando los pastores de la aldea de la Yunquera pero incorporando todas las tecnologías y procedimientos modernos que garanticen un producto final con la calidad y seguridad que demanda el consumidor actual.

 etiquetado queso

ORDEÑO Y TRANSPORTE.

Recogemos diariamente la leche en nuestro camión perfectamente acondicionado con cisterna frigorífica para realizar una recogida limpia y sin que se pierda la cadena de frio.

camion leche

 

RECEPCION Y TRATAMIENTO PREVIO

Esta leche es descargada en nuestros tanques y pasteurizada donde se mantiene en condiciones óptimas hasta el inicio del proceso de coagulación y corte de la cuajada.

 CUAJADO Y CORTE DE LA CUAJADA

Para ello la leche se traslada a la cuba de cuajar donde se coagula con cuajo natural, es un proceso en el que la leche se calienta y se mantiene a esa temperatura durante unos minutos. La cuajada que se obtiene se corta numerosas veces hasta obtener pequeños granos.

cuajado queso

cuajado queso

 

MOLDEADO Y PRENSADO

A continuación se agita la masa y se recalienta de forma progresiva para eliminar el suero y obtener una cuajada que se introducirá con paños en los moldes cilíndricos que tienen relieves para imprimir la “flor” en la cara plana y la “pleita” en la superficie lateral.

moldeado queso

maduracion queso 3

maduracion queso 2

En estos moldes la cuajada es prensada para darle forma y eliminar el suero restante.

salado queso

 

DESMOLDADO Y SALADO

Una vez que la cuajada ha permanecido en los moldes el tiempo necesario se extrae de los mismos y se someten los quesos al proceso de salado donde el queso es sumergido en salmuera.


 

MADURACION

Por último las piezas se introducen en la cueva con temperatura y humedad controladas para facilitar la maduración del queso durante unos 60 días.

Durante este tiempo se aplican a diario técnicas de volteo y limpiado a todas las piezas.

En esta cueva se mantiene una temperatura y humedad constante que garanticen una maduración perfecta.

 

ETIQUETADO Y COMERCIALIZADO

Los quesos ya maduros son etiquetados y comercializados enviándolo a su domicilio con todas las garantías de conservación, incluso envasado al vacío y trozeado en cuartos si usted lo prefiere.

queso etiquetado